¿Me saldrá más caro mi seguro si me compro un coche eléctrico?

Los coches eléctricos tienen coberturas especiales en los seguros, además de un precio que cada vez se asemeja más al de los coches tradicionales.

Aunque los coches eléctricos todavía no son una parte representativa del parque automovilístico español, sí lo serán dentro de unos años.  Además, son muchas las personas que se plantean comprar un coche eléctrico teniendo en cuenta, entre otras cosas, si tendrán que pagar más o menos dinero por su seguro de coche.

Hace unos años el seguro era notablemente más caro que el de un coche “tradicional”, pero este precio se va rebajando poquito a poco, hasta llegar a un punto en el que prácticamente se equipara con los coches diesel y gasolina. Vamos a ver cuánto cuesta en función de las diferentes condiciones y modelos de coche eléctrico que podemos encontrar en el mercado.

Quizás este sea el empujoncito que te faltaba para animarte, ¿no?

Características en común con un seguro tradicional

En cuanto a tipos de seguros para un vehículo eléctrico, podemos encontrar los mismos que para un coche de combustión: Terceros, Terceros Ampliado, Todo Riesgo y Todo Riesgo con franquicia. Y es que según el reglamento del seguro de Responsabilidad civil, todo los coches (independientemente de que sean eléctricos o no) necesitan de seguro, ya que éste no distingue entre el tipo de combustible o forma de movilidad.

Si hablamos de las coberturas comunes lo hacemos sobre todas aquellas que están presentes independientemente del tipo de vehículo (combustible, híbrido o eléctrico). Estas son la Responsabilidad Civil obligatoria y la complementaria, los daños ocasionados a terceros, la defensa jurídica, choque con animales e incluso la posibilidad de contar con un coche de sustitución (en función del tipo de seguro escogido).

Coberturas específicas para seguros de coches eléctricos

Pero por otro lado encontramos las coberturas específicas de este tipo de coches, ya que tienen una serie de características especiales y representativas que los vehículos de combustión no tienen. Empezando por lo más obvio: su mecánica es muchísimo más sencilla y son respetuosos con el medio ambiente. Dos características que deben influir en el precio final del seguro, ¿no te parece?

Y yendo a lo más concreto, dos de las coberturas más específicas (y comunes) para los coches eléctricos, son la cobertura por el robo del cable de carga y la de asistencia por el fallo o la descarga de la batería. Dos de los puntos que más preocupan a los propietarios de los coches eléctricos.

1. Robo de cable de carga: ¿cuánto crees que cuesta el cable para cargar la batería de un eléctrico? Bueno, pues como imaginarás, barato no es. Por eso la cobertura de su robo es una de las más demandadas y comunes entre los usuarios de eléctricos. ¡Y no nos extraña!

2. Asistencia por fallo o agotamiento de la batería: y después del cable de carga de la batería, llega la batería en sí misma. Más allá de la típica “asistencia en carretera” que prácticamente todos los seguros de autos tienen hoy en día, también deberás cerciorarte de que en el caso de que tu batería falle o se agote, podrán desplazarte hasta un punto de carga sin coste alguno. Fíjate bien en que esto sea posible desde el kilómetro cero hasta cualquier lugar y sin límite de kilometraje. Tener esto bien cubierto da una tranquilidad que ni imaginas si eres usuario de coche eléctrico…

¡Al grano! ¿Cuánto se paga?

Vale, hasta aquí nos queda claro. Entonces vamos al asunto que nos ocupa: ¿cuánto cuesta el seguro de un coche eléctrico teniendo en cuenta sus características comunes y específicas?

Comenzaremos con el ejemplo de uno de los coches eléctricos más demandados, sobre todo para movernos por la ciudad: el Renault Zoe de 92 Cv.  Con un precio que ronda los 20.000 euros, según el comparador de seguros de coche de Rastreator, podemos pagar unos 202 euros al año por un seguro a Terceros de este modelo. Y si nos decantamos por un Todo Riesgo, rondaremos los 570 euros aproximadamente.

Renault ZOERenault ZOE

 

De hecho, si vemos la comparación realizada con un seguro tradicional (un coche homólogo en versión combustible sería un Renault Clio Zen 1.5 DCI Energy 0 con 90 Cv y 5 puertas) nos costará apenas unos euros menos al año. Si elegimos un Todo Riesgo pagaremos 553, mientras que si lo aseguramos a Terceros pagaremos 201€. Vamos, que la diferencia es mínima.

Por supuesto, este precio dependerá de la aseguradora y las características que incluya. Una de las aseguradoras con una póliza más completa y específica para este tipo de coches es Zurich, ya que incluye las dos principales premisas de las que hablábamos anteriormente: el remolque o recarga de tu batería si así lo necesitas, y la cobertura por robo de cable de la batería, entre otras muchas.

También es muy interesante la propuesta de Mapfre, ya que cuentan con un seguro ecológico para coches eléctricos e híbridos (¡incluyen hasta los coches de gas!). Es tal la apuesta por lo ecológico que cuanto menos contamine el coche, menos se paga. De hecho desde Mapfre aseguran que el ahorro puede ser de hasta un 40%. Por supuesto, también incluye cobertura del robo del cable y remolque hasta un punto de carga.

Direct Seguros o Línea Directa son otras de las aseguradoras que ofrecen seguros para coches eléctricos. Visto lo visto, el precio no es una excusa para renunciar a la movilidad sostenible…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: